Gestos

Nada más fiable que la expresión de un niño. La capacidad de transmitir de una manera no verbal y que a los adultos nos es tan complicado.


 Alegría, dolor, interés, asco, tristeza, desconfianza... Y todo de manera natural, espontánea.